@emmagutierrezca

Feliz (o no tanto) día de los periodistas

Braga, Portugal, a 24 de enero de 2013.

Para todos los que pueden escribir y contar verdades, o sueñan con hacerlo.
Celebramos hoy, 24 de enero, el día de San Fracisco de Sales, la festividad de los periodistas. Ese día en el que todos nos tendríamos que sentir orgullosos por escribir, por contar la verdad. Por hacer de servicio público y llevarle al ciudadano todo aquello que debe conocer.
Pero desgraciadamente, los tiempos que corren, no son precisamente para celebrar mucho. Se ha convertido en incontable el número de periodistas que están sin trabajo, o que lo tienen, pero en condiciones precarias. También son cada vez menos los que lo pueden ejercer con total libertad, sin presiones y con el objetivo de descubrir verdades.
Basta con atender al día de hoy, una jornada en la que los medios españoles se han convertido en tendencia mundial por sumar errores a su historial. Desde la foto falsa de un enfermo Chavez en El País, hasta la disputa de Florentino con el #marcamiente, sin olvidar el hackeo a la cuenta de Twitter de ABC en la que alguien publicó el futuro del entrenador blanco, José Mourinho.
Asimismo, sufrimos también  todos los que luchamos por hacernos un hueco en este mundillo, en el que son pocos los casos donde el camino no está lleno de objeciones y pegas. ¿Cuántos licenciados (y buenos periodistas) trabajan en un McDonals a la espera de su oportunidad? Y desde el lado contrario, ¿Cuántos enchufados ocupan un puesto en una redacción, aún siendo del montón, por conocer ao ser hijos de?
No me quiero, ni puedo, olvidar de los que en un día como hoy, pueden ejercer y además lo hacen bien. Aquellos que nos sirven como ejemplo, los que trabajan intensamente, investigan, se aseguran y cuentan las cosas con total convicción. Los que dicen todo lo que saben a pesar de que haya gente a la que eso no le guste. Los que criticados por algunos, generan credibilidad entre otros muchos. En esos en los que confiamos para que esto algún día salga adelante. Porque serán pocos, pero todavía quedan PERIODISTAS.
No esperemos a que nadie nos salve. Intentemos salvarnos nosotros mismos.

Fdo: Luchadora y amante del mejor oficio del mundo.

13.398 comments