@emmagutierrezca

Minutos

«El minuto es una unidad de tiempo que equivale a la sexagésima parte de una hora. También comprende 60 segundos. Su símbolo es min (adviértase que no es una abreviatura: no admite mayúscula, ni punto ni plural). El símbolo de la comilla simple  se emplea para el minuto como sexagésima parte de un grado. Su empleo para indicar el minuto de tiempo está muy extendido, pero es erróneo» . Eso dice la Wikipedia. Yo, que soy del CD Tenerife, me permito ponerlo en duda.

Si eres blanquiazul, un minuto puede significar muchas cosas. Por ejemplo, si comienzas a ver la primera parte del Zaragoza-Tenerife, un minuto es una eternidad. Si la ves completa, que son 45, consideras tres cuartos de hora de tu vida casi perdidos; casualmente, lo mismo que hace el equipo: perder, regalar, la mitad de cada encuentro. ¿Nos bastará jugar la mitad de la temporada para llegar a los puntos de la salvación? Si no hay cambios, el tiempo dirá. 

Y es que ya son dos las semanas que terminamos los encuentros con la sensación de que los hemos tirado, al menos, parcialmente. Sin entrar en si deben jugar Tommy, Omar o Cristo, la aparente falta de intensidad, la agonía que produce el pensar que los jugadores siguen en la caseta, no debe ser sano.

Hablando de minutos, seguramente los jugadores antes mencionados (Cristo González, Jorge Saenz o el argentino Tommy), también tienen algo que decir. ¿Pocos? ¿Los que merecen? ¿Los que se han ganado?. Solo dentro de la caseta se sabrá. 

 

Mañana vuelve el Tenerife al manto verde y lo hace ante lo que se presenta como uno de los retos de la temporada: la visita del líder al Rodríguez López. Mucho más allá del regreso de Nino, quien con total seguridad será recibido con más cariño que Ángel cuando vuelva a `casa´, los 90 minutos de este domingo son fundamentales para la confianza del equipo de Agné. 

 

La baja de Suso, que a priori será sustituida por Omar Perdomo, puede aportar una frescura que hasta ahora nos ha faltado. Porque no lo tenemos fácil; porque lo de este domingo, no es ningún cachondeo, nos toca confiar en las ganas de `los nuevos´

 

En un minuto te pueden marcar un gol, o puedes marcarlo tu. Según como lo estés pasando, pasará de eternidad a instante en función de las sonrisas o malos gestos que sea capaz de sacarte. Un minuto fue eso que necesitamos en Almería para ver el cielo; el mismo minuto en el que Ángel y el árbitro nos hundieron en la capital maña.  Ya lo decía Einstein: ¡qué relativo es el tiempo!. 

 

Querido Agné, querido Tenerifito; ¡luchen TODOS los minutos!. Y luego ya hablamos de ganar o perder. 

 

 

11.656 comments