@emmagutierrezca

Un lugar llamado Lugo

Allá donde el tiki-taka deslumbra la segunda división, donde once (o más bien diez) hombres corren detrás de una bola con más elegancia que la del habitual pelotazo, se plantará el Tenerife este domingo. ¿Rácano y cagón? ¿Atrevido y a contrarrestar el juego de los de Setién? Adivinar esto, misión imposible.

De cualquier manera, el Tenerife jugará en terreno peligroso, un Anxo Carro donde los gallegos no han perdido en lo que va de temporada, a pesar de solo haber ganado uno de los últimos siete partidos disputados en la competición.

Las alineaciones, que en la era Cervera acertarlas es más difícil que jugar a la quiniela, siguen siendo variables y, sobre todo, sorprendentes. Algo lógico, por otra parte, considerando que ha sido el propio entrenador quien ha reconocido que los suyos han perdido la intensidad. Y me pregunto yo si, faltos de intensidad, vamos a alguna parte.

A esto hay que sumarle otra pérdida que es igual de importante, la de Aitor Sanz. El madrileño, que no termina de recuperarse de su esguince de rodilla, hace -mucha- falta, y eso se nota. Donde no se te escapaba un balón, donde siempre aparecía alguien a evitar males mayores, ahora, se juega con una marcha menos.

Una situación diferente nos encontramos en la portería. En una temporada en la que ni Jacobo ni Roberto habían satisfecho las expectativas de los aficionados, llega Carlos Abad y, en una lluviosa tarde, pone un ápice de esperanza. ¿Habremos localizado al definitivo?¿Podremos estar finalmente tranquilos atrás? Ojito con nuestro mayor mal: el idolatrar antes de tiempo, el pisotear al mínimo fallo.

En esta línea, personalmente me alegra la vuelta a la convocatoria de Cristo Díaz, quien el pasado domingo ante el Mallorca demostró que tiene el descaro, la calidad y la velocidad suficiente para tener minutos esta campaña. Y es que, de alguna manera hay que suplir el desastre de Ifrán, a quien le pudo la boca y aún le restan tres partidos de sanción.

MÁS ALLÁ DE GALICIA

Si en Las Palmas estaba mal el tiempo, la lluvia de Sabadell tampoco ha ayudado a que la jornada se desarrollase con normalidad. La Unión Deportiva ha visto cancelado el partido en el que pretendía afianzar el liderato y ahora tendrá que esperar para sumar otros nuevos tres puntos. El campo, impracticable, el culpable de que los amarillos se hayan dado un paseo inútil hasta tierras catalanas. Esperemos que no se repita mañana.

Mientras, el Aguere y el Uruguay firmaban la cara y la cruz del polideportivo. Mientras que las laguneras de Ambrosio González ganaban 3-1 al Alcobendas Voley, los segundos se plantaban en la pista del Peñíscola plagados de canteranos y se vuelven a tierras chicharreras con 7 goles en el saco. Triste la situación del equipo en lo que prometía ser el año estrella del fútbol sala en la isla.

EJEMPLO

Fuera de lo deportivo, no puedo acabar el post sin felicitar al Lugo, quien destinará todos los ingresos de taquilla a ayudar al Banco de Alimentos de la ciudad. Aquí, no se siquiera si eso sería rentable. Lluvia aparte (muchos la han utilizado como excusa esta semana), seguimos sin encontrar la fórmula para que el Heliodoro presente un aspecto decente cada 15 días. Siendo repetitiva e insistente, yo optaría por las ofertas para abonados.

12.665 comments